aprender ingles niños almeria academia ingles niños almeria

Los niños tienen una mente inquieta, muy activa, tanto que hacen que aprender inglés sea de lo más sencillo mientras se divierten. ¿Te gustaría saber cómo aprenden inglés los niños? Te lo contamos en este post.

¿La mejor forma de aprender inglés para niños?

Hace poco nos visitó una familia a nuestra academia de inglés para niños en Almería, DH Formación, preguntándonos cuál era la forma para que los niños aprendan inglés. Nuestra respuesta fue sencilla. No hay un método único, pero sí un objetivo común: hacer que los niños vean el inglés como un aprendizaje natural y divertido. A partir de esta premisa, el resto será coser y cantar, donde la curiosidad del niño y sus capacidades innatas facilitarán dicho aprendizaje.

Y es que para ello, primero hay que entender cómo aprenden inglés los niños y la influencia de este idioma en su entorno.

como aprenden ingles niños almeria

Cómo aprenden inglés los niños

Contamos con un cerebro en constante actividad, sobre todo en los primeros meses tras nuestro nacimiento, por lo que la asimilación y entendimiento de las cosas, ya sea de un nuevo idioma, es un proceso el doble de rápido que el hecho de poder hablarlo, incluso a diferenciar sonidos distintos a nuestra lengua y cultura.

Por tanto, el hecho de poner en contacto el inglés para niños desde una edad temprana, se debe a que se potencia sus cualidades naturales para captar y comprender una fonética diferente a la materna, a la vez que encuentran un sentido a lo que están escuchando.

¿Cómo? Poniendo todos sus sentidos durante el mismo aprendizaje:

  • Oído, escuchando los sonidos correspondientes a las distintas palabras.
  • Vista, asimilando colores, formas, etc, a dicha palabra aprendida.
  • Olfato, mediante los olores que desprende un determinado objeto.
  • Gusto, como sabe una manzana cuando se le enseñan las frutas, un zumo de naranja, etc.
  • Tacto, a través de las diferentes texturas que se le presenten.

Esto siempre será posible cuando todos ellos vayan en sintonía con el aprendizaje y se le proporcione al niño unas condiciones adecuadas para un desarrollo natural e integrado.

Así, para entender cómo aprenden inglés los niños, el razonamiento anterior deberá ir acompañado de:

  • Entorno emocional del niño, que facilita su aprendizaje siempre que se sientan escuchados, valorados, seguros y felices.
  • Diversión, con toda la predisposición a jugar con el inglés, sus acentos, vocabulario, entonaciones y cualquier aspecto cultural que le rodea a los idiomas.
  • Sin miedo a cometer errores, equivocándose para avanzar poco a poco.

clases ingles academia ingles niños almeria

Academia de inglés para niños, una opción de futuro

Como ya vimos en anteriores artículos, existen numerosas ventajas del inglés para niños y la importancia de su inmersión en este idioma desde pequeños.

Pero, ¿cómo consolidar este aprendizaje?

Siendo conscientes de su potencial. Más allá de poder comunicarse con otras poblaciones, según la profesora Tina Bruce, aquellos niños que son capaces de hablar hasta 3 idiomas cuentan con una capacidad de comprensión muy extensa en todos los sentidos.

A su vez, los niños que aprenden como segundo idioma el inglés suelen obtener mejores resultados en futuros exámenes, ya que el aprendizaje de un idioma estimula la comprensión lectora, auditiva, observación, pensamiento crítico y resolución de problemas.

Una serie de capacidades útiles para toda la vida, personal y profesionalmente hablando. Una preparación para el resto de su vida académica y personal que se ha de cuidar.

En DH Formación, academia de inglés en Almería, somos conscientes de lo que supone dicho aprendizaje y es por ello que hemos diseñado clases de inglés para niños en Almería específicos para los más peques del hogar, estimulando un aprendizaje fácil y progresivo a la vez que certificado por la escuela más prestigiosa a nivel mundial. Somos centro autorizado oficial para la preparación de exámenes de Cambridge para todos los niveles: A1, A2 (KET), B1 (PET), B2 (FCE), C1 (CAE) y C2.

¿Comenzamos?